El plan ya estaba hecho… por tanto, por mucho frío que haga, por mucho ( mucho, mucho) que llueva… no nos vamos a quedar en casa, para eso siempre hay tiempo. Seguimos con el plan adelante.

Como estamos en otoño, aunque el tiempo vaya un poco a su bola, me apetecía disfrutar de esos colores tan bonitos que nos ofrece la naturaleza en esta época del año; colores como los anaranjados, ocres, mostazas…

Este cambio de coloración tan llamativo en la naturaleza, ocurre por diferentes factores, como es la disminución de clorofila en las hoja de los árboles, un fenómeno que es debido a la menor disponibilidad de luz solar en esta época del año.

Estos ritmos circadianos nos ofrecen paisajes visualmente muy atractivos… y a pleno corazón del Parque Natural de la Serranía de Cuenca hemos ido a disfrutar de ellos… nada más y nada menos que a la Ciudad Encantada.

Alucinada me he quedado con el proceso geológico del karts ( es el nombre que se le da al proceso de formación de relieves en las rocas, originada por meteorización química ) y sus caprichosas formaciones tan originales en esas enormes rocas. La verdad, es que es muy divertido intentar ver en una roca diferentes imágenes que otros ya ven, y a ti te cuenta asemejar.

Para esta caminata de 3km elegí prendas muy cómodas y sobretodo abrigadas, y como me encanta estar acorde a cada situación, que mejor opción, que combinar mi look desenfadado con un bolso muy versátil, que se sincronizaba a la perfección con esta gama de colores que nos ofrece el otoño. ¿ Qué opináis?


Terminamos la ruta con algo calentito en el estomago, y con la sensación de que ni el frío, ni la lluvia nos quitan esas ganas locas de hacer planes….

FELIZ COMIENZO DE SEMANA

Te ha gustado el bolso ???

adquiere este bolso aquí

comprar